Varita magica no incluida


magic-wandLa semana pasada recibí varios comentarios y preguntas de mis lectores.  La pregunta que mas se destaca es : “¿Y que puedo hacer para mejorar mi situación si no puedo cambiar de trabajo?”  Esa pregunta la siguen con una versión de lo siguiente: “¿En la realidad, que uno tiene cuentas por pagar – y no puede cambiar de trabajo – que se hace para estar bien en el trabajo?”

Respondo desde la realidad, sin varita mágica, – siendo que como la mayoría de mis lectores, yo también tengo cuentas por pagar.

  1. No existe “el tiempo libre” – el cual se define como “tiempo que no se trabaja”.  Solo existe “el tiempo de vida” y depende de ti como lo aprovechas.  ¿Lo estas repartiendo entre trabajar, hacer deporte, socializar, disfrutar arte y cultura, leer, comer, cocinar?  ¿O solo trabajar?   Si es lo ultimo – es posible que estés esperando mas de lo que en realidad un trabajo puede aportarle a tu vida.
  2. ¿Es real tu insatisfacción laboral – o estas tirando una pataleta?  Es importante analizar en detalle la fuente de tu insatisfacción laboral.  Es decir, averigua entre lo que es importante para ti, que no te entrega tu vida laboral. Para ayudarte a responder esa pregunta, en mi libro ¡desArréglate! dedico el capitulo 3: Los tres indispensables, a un proceso de auto inventario.  Al hacer los ejercicios, identificaras aquello que te satisface, es decir las recompensas que valoras; aquello que te atrae – o te gusta; y aquello que contribuyes.  Con esta información podrás ser mas objetivo frente a tu situación – y sin malcriadez (ni pataletas) determinar si en tu actual trabajo puedes conseguir aquello que realmente te esta faltando.
  3. En tu camino a cerrar la brecha  es importante tomar una posición integral.  Entiende que tu trabajo no es la única fuente de respuestas – o satisfacción.  Sin cambiar de trabajo es posible sentirte mejor en el horario laboral si eres mas proactivo con tu tiempo fuera del trabajo – y llenas ese tiempo con actividades que te satisfacen.   Aunque sin duda nuestro trabajo es una fuente importante de bienestar, no esperes que tu trabajo sea todopoderoso y satisfaga el 100% de tus necesidades.  Una de las preguntas mas poderosas que me he hecho a través de mi vida laboral – y que me ha desestancado en los momentos que no me he soportado a mi jefe – o a mis colegas es:  “¿Qué le estoy pidiendo a mi jefe o empleador que haga por mi – que yo no he hecho por mi misma?” Después de tomar responsabilidad por mi bienestar, he decidido seguir un modelo de trenza para aprovechar mejor mi tiempo de vida – y en ultimas sentirme mejor frente a mi trabajo.  Es por eso que la descripción que encuentras en la solapa de mi libro no es ciencia ficción: “Empleada, empresaria, escritora, conferencista, y emprendedora cultural.”  Cada una de esas actividades contribuye a mi bienestar.
  4. Es un lujo quedarte en un trabajo que no te satisface.  Si al tomar inventario descubres que tu trabajo no te aporta lo que necesitas – contrario a lo que la mayoría cree – quedarte te cuesta. Me refiero al costo de oportunidad que resulta del tiempo que desperdicias lidiando con la insatisfacción.  Piensa en que tan exitoso  serias si en vez de desperdiciar horas lidiando con tu fuente de insatisfacción, en vez dedicaras 8 horas al dia a desempeñarte en algo que disfrutas. Mientras sacas esa cuenta, entiende que hay una gran diferencia entre aquello que realmente atenta contra tu bienestar – y aquello que representa un reto digno de asumir.   Es saludable que exista cierta tensión en tu vida laboral – esta contribuirá a tu desarrollo profesional.
  5. Un encaje laboral de 80/20 es real.  Si tu actual trabajo te satisface el 100% – escríbeme que quiero conocer tu historia.  Lo mas probable es que tu trabajo  tenga algunos aspectos que no son de tu agrado.  Lo importante es que la balanza este a tu favor entre lo que te agrada – y lo que no.  Es decir, recomiendo que te agrade el 80% de lo que haces en el trabajo.  Ya que si mas del 20% te molesta – esto interrumpirá tu desempeño – y como tal te llevará a incurrir un costo de oportunidad considerablemente alto.  Como tal será tiempo para cambiar de trabajo. Lee el Capitulo 5 de  ¡desArréglate! para aprender como cambiar de carril sin cometer suicidio profesional.

Buena semana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>