La frase más difícil y necesaria (que no debe ser confundida con nariz)


Sospecho que, al igual que yo, tu también haz escuchado a un compañero de trabajo, o mismo a un jefe responder alguna de estas frases (o similares versiones): “si claro”, “no te/se preocupe”, o “tranquilo – yo se lo resuelvo” frente a algo desconocido, sea esto una petición de un cliente, una pregunta o una tarea asignada.  En vez de admitir desconocimiento, y decir “no se”, a menudo oímos a profesionales presentar interpretaciones improvisadas de la realidad – lo cual conlleva a resultados equivocados o inferiores a los esperados.

Entonces, ¿que hay detrás de un comportamiento que atenta contra la productividad de cualquier organización? ¿Y cómo logramos un cambio?

En un mundo laboral donde la información es poder y el poder se asocia con la felicidad, decir en voz alta “no se” sin duda que se presenta como una amenaza al éxito de cualquier profesional.  Sin embargo si le acercas la lupa a esa frase de cuatro letras (que no debe ser confundida con nariz), te darás cuenta que admitir desconocimiento o falta de información actúa como un puente – no una brecha – hacia la información, y como tal al poder y al fin del día a tu felicidad.

Te muestro como:

1. Admitir que no sabes algo incrementa tu probabilidad de aprenderlo.  Es decir, cuando reconoces que no tienes algún tipo de información y como consecuencia procedes a buscarla, incrementas tu chance de encontrarla y como tal de saber mas.  Lo cual resulta en más poder.  Por el contrario, si no admites que no sabes, arriesgas perder la oportunidad de aprender más – e incrementar tu poder.

2. Hay maneras constructivas de admitir desconocimiento – que no atentan contra tu reputación como profesional.  Existe un mundo de diferencia entre decir “no se y lo voy a averiguar” y decir “No se.” (punto final).  El primero marca el principio de un proceso de aprendizaje y mejora personal – y como tal es evidencia de un profesional comprometido con la excelencia. El ultimo marca un fin – y es el reflejo de un profesional reactivo (y quien quiere eso?).

3. Admitir que existe una brecha en tu conocimiento es señal de humildad y requiere de coraje.  Siendo que esto te marca como un líder, dicha practica te ayudara a conectar con mas personas, lo cual al fin del día te da mas poder.

Ahora mismo intenta admitir que no sabes algo – y cuéntame que descubres.

Buena semana.

2 thoughts on “La frase más difícil y necesaria (que no debe ser confundida con nariz)

  1. Hola Sonia – mil gracias por leer mi material. Es un honor compartir. Puedes leer mas en mi libro que esta proximo a salir a librerias en Colombia: desArreglate! Te aviso apenas salga. Un abrazo,
    Silvana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>