Factor C


Fue Bill Cosby el que dijo: No se la clave del éxito.  Lo que si se es que una manera segura de fracasar es buscar que todos gusten de ti.

Estoy de acuerdo con Bill.

Por eso aclaro que hay una gran diferencia entre ‘caer bien’ y ‘ser carismático’.

Carismático, según la Real Academia Española es:

Especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar.

Primero, a esa definición quisiera añadir que carismático es  aquella persona que atrae o fascina – y como consecuencia logra influenciar a los demás.

La persona carismática, mas que recibir atención de personas a su alrededor, logra conectar con los demás.  Puesta a un fin, la persona carismática tiene en su control inspirar y motivar a personas, bien sea para que cambien de opinión o tomen acción.  Precisamente en el potencial de obtener resultados por medio del liderazgo reside el poder del carisma.  Y como tal es una cualidad deseable en el mundo del trabajo.  (Relee lo anterior cuantas veces sea necesario.)

Por otro lado, según la anterior definición, el carisma es un privilegio de pocos.

No estoy de acuerdo con la Real Academia Española.

Más que todo  porque creo en la plasticidad del cerebro humano – la cual nos permite aprender la gran mayoría de cosas.  Además el carisma no es un rasgo físico como el color de tus ojos – algo con que naciste y punto.  El carisma es un comportamiento – y como tal es algo que se aprende.  Igual como no se nace optimista o pesimista, en vez aprendemos de los adultos a nuestro alrededor a interpretar el mundo de una u otra manera, pasa lo mismo con el carisma.  Aunque es cierto que hay personas que nacen mas predispuestas que otras a ser carismáticas, es posible que los demás aprendan este comportamiento.  Desde este punto de vista, la falta de carisma es una debilidad la cual se puede mejorar.  (Relee lo anterior cuantas veces sea necesario.)

Te muestro como:

  1. Intención – la persona carismática reconoce su capacidad de liderazgo – y la pone en función de una meta.  Te recuerdo que la ambición no excluye las buenas intenciones.  Es decir, es posible ser exitoso en tu campo de trabajo y a la vez hacer bien en la sociedad.  Piensa en cuantas vidas ha mejorado Microsoft – y a la vez cuantos billones ha ganado Bill Gates.
  2. Conexión – gran parte del encanto de los carismáticos es que buscan cerrar la brecha imaginaria que separa a una persona de otra.  Usualmente lo alcanzan humanizando el intercambio.  Sea que logren conectar  con otra persona por medio de un abrazo, o un gesto amable y abierto como una sonrisa o mismo admitiendo sus debilidades.  En vez de apuntarle a tener la razon en una conversación, buscan contribuir a su contenido.  Es precisamente esa conexión que logran alcanzar con un gran numero de personas la que encanta y fascina a los demás.
  3. Construcción – a primera vista se podría confundir el carisma con la manipulación. Si miras mas detenidamente entenderás que a la persona carismática la guía un sentido de responsabilidad por el bien común.  En ausencia de esto no existe carisma – sin duda queda la manipulación.

Buena semana.

 

Te gusta la imagen? Muchas gracias www.sweettoothrewards.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>