Colorín colorado este cuento recién ha comenzado*


Para despedir año y recibir el año nuevo, mientras la gran mayoría de mis lectores se asoleaba y tomaba piña colada desde el borde de una piscina, decidí permanecer en casa y limpiar mis archivos.  Tarea que me tomo la buena parte de tres días – trabajando de 6 AM a 6 PM.

Admito que treinta y seis horas es bastante tiempo para pasear ojeando documentos, escritos y fotos.  Si consideras que guardo documentos desde que tengo 7 años (a esa edad empecé a escribir) entenderás que el proceso no podía ser mas corto.

También soy consciente que es un tema bastante aguafiestas del cual leer en cualquier época del año – más aun mientras vacacionas.  Siendo así – te ruego el beneficio de la duda ya que por muy increíble que parezca, dicho proceso me dejo lecciones que aportaran a tu éxito en el 2013:

  1. Botar por despejar espacio no es realmente catártico – Lo se ya que a los 18 años me entro el afán de andar mas ligera de equipaje y como tal procedí a ciegamente desposeerme materialmente.  Vendí mi carro, regale ropa y queme gran parte de mis escritos y fotos.  De ese último proceso me quedo una bolsa de cenizas (que todavía guardo) y el mal sabor de un acto mas violento que sabio.
  2. Botar es encontrar – Aparte de encontrar mi receta preferida de mouse de chocolate que sobrevive desde mis días trabajando como chef de repostería y el memo que me dio una jefe cuando trabajaba en mercadeo en una empresa de dispositivos médicos por quejarme acerca de una colega*, siendo estos entre los documentos mas preciados que encontré, también le encontré un orden a mi vida.  Al botar documentos y poner en orden cronológico gran parte de mis escritos, entendí que lo pensé que habían sido años desordenados y sin rumbo a nivel profesional (me refiero mas que todo a los primeros años de los veinte) en realidad fueron años formativos durante los cuales aprendí lecciones valiosas.  Ver eso me da la certeza de que toda experiencia en mi vida ha tenido un propósito muy importante – y de igual manera todo lo que vivo de ahora en adelante es una pieza significante de este rompecabezas llamado vida.  Como tal, cada momento, por muy insignificante que parezca, es digno de vivir – y merece nuestra máxima atención.
  3. Botar es botar – Pocos procesos son tan catárticos, y efectivos en cerrar ciclos y procesos como deshacerse de cosas.  Si en el 2013 buscas andar mas ligera de equipaje – lo cual te permitirá volar mas alto – una buena limpieza es inigualable.

Entonces si aun no haz pausado para tomar inventario del año que paso, aun tienes tiempo.  En el 2012 ¿qué te retó, enseñó, emocionó, dio satisfacción y enorgulleció?  Y ¿qué te aburrió, hizo perder tiempo y en general deseas haber evitado?  El conocimiento de esto es la materia prima para el año que entra.

Así las cosas, ¡te deseo que el 2013 sea el mejor año de tu vida!

Silvana

*Hace más de 8 horas es 2013 en Sidney y Auckland.

*Podrás leer de ese acontecimiento y otros en mi libro ¡desArréglate! el cual esta próximo a publicarse bajo el sello Grijalbo de Random House.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>