Nirvana Occidental


NiravanaBalance – el término que durante la última década los coaches de carrera han tirado como confeti, presentándolo a sus clientes como la Nirvana occidental – el estado mas deseado en sus vidas.  Además, es sin duda uno de los términos mas malentendidos del siglo 21.

¿Entonces que realmente significa llevar una vida balanceada? Y ¿es posible alcanzar ese estado donde todo en nuestras vidas corre como una rueda bien aceitada?

Mientras empleadores y compañías en general, predican a sus empleados la importancia de llevar una vida balanceada, como la forma de incrementar su productividad, en vez, gran parte de los empleados piensan que sus jefes están fomentado la recreación durante horas laborales como un fin en si.

La realidad es que las compañías que ofrecen servicio de cafetería (con espresso bars) y masajes gratis y apoyan clases de yoga y meditación durante la jornada laboral, saben que los empleados más productivos son aquellos que nutren sus cuerpos, mentes y almas.  Posiblemente no alcancen Nirvana – pero si incrementaran su rendimiento como empleados.

Así es que no te confundas.  Cuando el departamento de recursos humanos  te habla de que debes llevar una vida balanceada, no esta insinuando que tomes tres horas de almuerzo o que juegues ping-pong en vez de entregar un reporte a tu jefe. Mas bien esta compartiendo contigo lo que un sin numero de estudios de productividad laboral ha comprobado.  Que empleados que llevan vidas balanceadas tienden a funcionar a su potencial – cosa que los hace más productivos en sus trabajos.

Entonces si buscas potenciarte en tu trabajo – por el bien tuyo y el de tu jefe – y en tu compañía no ofrecen masajes, ni shots de espresso gratis, aquí te doy unas pautas acerca de cómo puedes nutrir tu cuerpo, mente y alma.

Cuerpo – podría unirme al coro de un sinnumero de publicaciones que dicen que comer una dieta balanceada, compuesta de frutas y verduras, y poca grasa, azúcar y harinas refinadas, y además hacer ejercicio son las mejores formas de crear bienestar corporal.  Como sospecho que eso ya hace eco en tu cabeza, en vez compartiré la pista mas sabia que alguien me ha dado acerca de cual es la mejor forma de comer cuando uno busca ser productivo durante horas laborales. Vino de un colega Francés.  Sentado al otro lado de la mesa en la cafetería del hotel donde me encontraba trabajando como aprendiz de pastelería, Michel se me acerco y me dijo “si quieres sobresalir en tu trabajo, jamás almuerces carbohidratos.” Al escuchar eso – que me contó como si me hubiera soltado un secreto de estado al estilo WikiLeaks – pensé que Michel no era más que un francés neurótico. Luego de un tiempo decidí investigar su hipótesis, y encontré que comer carbohidratos complejos (como avena) al desayuno dan energía. Pero al medio día, no solo agregan centímetros a tu cintura, también te quitan energía.  Esto es porque su proceso de digestión, que es diferente al de las proteínas, le roba energía a las demás funciones de tu cuerpo.  Como lo son pensar y moverte.  Es por eso que sientes un sueño casi insoportable después del almuerzo – especialmente si comiste un plato de pasta o un sanduche hecho con pan blanco.  Entonces, si buscas tener energía para pensar y hacer tu trabajo en general, recomiendo un almuerzo alto en proteínas. Y si vas a comer carbohidratos, procura que sean de fuentes integrales (no refinadas) y bajos en grasa ya que tu cuerpo los puede digerir más fácilmente – sin robarle tanta energía a tu mente.

Mente –  si eres algo parecida a mi, la mayoría del tiempo los pensamientos corren por tu mente como carros en el Autobahn.  Siendo así, es después de mas de una década de practicar meditación que se que gran parte de sentir control sobre nuestras vidas laborales es lograr controlar la mente.  Esto es más que todo porque una mente controlada nos torna más razonables y menos reactivos ante situaciones. Habilidad que conlleva a la toma de buenas decisiones. Por el contrario, una mente dejada a la deriva tiende a ser una de las mayores fuentes de auto saboteo en nuestras carreras. 

Como la mayoría de habilidades, es posible aprender a controlar la mente – para que no nos controle a nosotros.  Cualquier actividad que requiera que intencionalmente mantengamos el enfoque en un solo punto – como lo son la mayoría de deportes, los diferentes tipos de Yoga y la meditación – nos enseña a calmar la mente.  Descubrir la técnica que mas encaje contigo es cuestión de probar y experimentar.  Así es que no te dejes convencer de que estas meditando mal – no existe tal cosa.

Alma – se que arriesgo crear controversia al hablar acerca del alma, un tema típicamente dejado a la religión, en un espacio dedicado al manejo de carreras.  Sospecho que muchos se preguntaran ¿y acaso que tiene que ver un tema religioso con el trabajo? Y posiblemente estarán esperando a que responda ¿que papel juega el alma en el ámbito laboral?  Mas de lo que crees.  Parecido a como aprender a controlar tu mente te torna mas racional y menos reactiva a tu entorno, aprender a nutrir tu alma te hará sentir mas segura y te dará bienestar en general.  Estados que influyen positivamente sobre tu productividad en el trabajo.

Aclaro que nuestras almas no tienen marca – y por lo tanto no pertenecen a una religión.  Aunque las masas tienden a relacionar el tema del alma y del espíritu con religiones organizadas, y aunque estas tienen la mayor tajada del mercado en el tema,  hay otras formas aparte de rezar e ir al templo para nutrir tu alma.

Si buscas algo mas personalizado, será cuestión de experimentar hasta sentir ese “yo no se que” que no es mental ni corporal.  En mi caso, se que ir a un museo de arte, escuchar a mi sobrina tocar Led Zeppelin en su batería,  y ayudar a personas necesitadas le dan un “high” a mi alma.  

Sin duda como persona estas compuesta de un cuerpo, una mente y un alma. Cada una de estas partes tienes necesidades únicas, y además forma parte integral de lo que te produce bienestar. Claro que puedes funcionar sin una o la otra – o dos solamente.  Pero es cuando cuidas de las tres que realmente llegaras a optimizarte.  No extendiendo tu almuerzo ni jugando mini-golf en la oficina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>